jueves, 9 de diciembre de 2010

La duración del proyecto, el método del camino crítico


Una de las herramientas más utilizadas para mostrar gráficamente las relaciones establecidas entre las actividades de un proyecto es el diagrama de red. El cual puede ser de dos tipos: de nodos, en los cuales podemos representar las actividades y colocar información adicional, como el responsable, la duración de la actividad y hasta el costo de la misma y de flechas en el cual las actividades son colocadas sobre estas y los nodos representan eventos o hitos importantes alcanzados por el proyecto.

El diagrama más popular es el de nodos y su construcción se realiza de la siguiente manera:

1.- En primer lugar se toma el listado de las actividades del proyecto, provenientes de la estructura desagregada de trabajo.

2.- Se establecen las relaciones entre las actividades, es decir, determinamos con qué actividad arrancaremos el proyecto y cuáles actividades le seguirán, tomando en cuenta la prelación entre ellas, hasta llegar a la culminación.

Por ejemplo, si nuestro proyecto es cocinar un pollo al horno, nuestras actividades podrían ser:

a.- Lavar el pollo
b.- Sazonar el pollo
c.- Calentar el horno
d.- Preparar una bandeja para colocar el pollo
e.- Colocar el pollo en el horno

Nuestra primera actividad sería lavar el pollo y con ella arrancaríamos el proyecto, luego lo sazonaríamos. En este caso se establece una prelación entre la actividad b y la a, ya que no podríamos realizar la última sin haber culminado la primera.

Una vez que hemos establecido la relación entre todas las actividades del proyecto procedemos a construir nuestra red, que nos permitirá observar en un gráfico la secuencia en que estas deben ser realizadas. Por limitaciones del blog, no podemos presentarla en el post, por esta razón les dejé los enlaces para que observen tanto la red de nodos como la de flechas.

Los nodos o cuadros representan las actividades y las flechas las relaciones existentes entre estas.

El siguiente paso para completar el proceso de programación de las actividades del proyecto, es estimar la duración de cada una de ellas. La duración de una actividad es la cantidad de tiempo, expresada en días, horas, minutos, etc., que transcurrirá desde su inicio hasta su fin.

La duración de cada actividad dependerá de: la cantidad de recursos con que se cuente para realizarla, por ejemplo si la actividad consiste en construir una pared, seguramente dos personas lo harán más rápido que una sola.

El método del camino crítico

Toda esta explicación sobre el diagrama de red y la estimación de la duración de las actividades nos sirve para explicar un método muy útil en la gestión de los proyectos, el camino crítico, el cual, utilizando el diagrama antes mencionado, nos permite alcanzar dos resultados importantísimos:

En primer lugar siguiendo esta metodología podemos calcular la duración total del proyecto y en segunda instancia podemos conocer cuál es la secuencia de actividades de la cual depende esta duración.

El camino o ruta crítica está conformado por el grupo de actividades de nuestro proyecto que no tienen holgura y cuyo retraso, en cualquiera de ellas, se traduciría en el no cumplimiento del cronograma.

Cuando hablamos de la holgura nos referimos al espacio de tiempo adicional con que contamos para culminar una actividad. Siguiendo con el ejemplo de nuestro pollo horneado, supongamos que las actividades b y c, sazonar el pollo y calentar el horno podemos realizarlas paralelamente y que el inicio de la actividad d dependerá de que hayamos culminado con ambas.

Supongamos además que la actividad b tiene una duración de 30 minutos y la actividad c de 40 minutos. Si comenzamos con ambas actividades al culminar con la a, terminaremos de sazonar el pollo 10 minutos antes de que el horno este caliente, lo que quiere decir que contamos con 10 minutos adicionales para realizar la actividad b, lo que constituye su holgura.

En otras palabras, una vez terminada la actividad a, deberíamos comenzar inmediatamente a calentar el horno, pero, podríamos tomarnos 10 minutos para comenzar a sazonar nuestro pollo, ya que aun así estaríamos terminando con ambas actividades a tiempo para comenzar a prepara la bandeja.

Las actividades que conforman el camino crítico no tienen holgura, es decir que tenemos que procurar que su desarrollo dure lo previsto porque de lo contrario el proyecto de retrasaría. Conocer cuáles son estas actividades provee al equipo de proyectos de información valiosa a la hora de controlar el tiempo o cronograma, ya que al estar identificadas podemos dedicar un mayor cuidado para controlar que se lleven a cabo sin contratiempos.

El método tiene ciertas complejidades, sobre todo en el cálculo de las holguras, sin embargo espero que esta pequeña explicación les motive a buscar más información ya que puede serles muy útil en la gestión de sus iniciativas.

También pueden revisar: http://www.cenidet.edu.mx/misc/cursoadmon/ruta%20critica.pdf
Referencias:

Gerencia de Proyectos, Un Enfoque Latino de Luis Enrique Palacios. UCAB, 2005.