lunes, 20 de agosto de 2018

¿El PMP® es para profesionales de cualquier especialidad?





Hace unas semanas me hicieron esta pregunta a través twitter, específicamente si era conveniente para una persona graduada en ciencias sociales certificarse como Project Management Professional. Existe una tendencia a relacionar a la certificación más reconocida en lo que a gerencia de proyectos se refiere con las diferentes ramas de la ingeniería y la arquitectura, en mi opinión esto tiene que ver con las similitudes entre la disciplina y estas carreras, sin embargo, el PMP® es para cualquier profesional que quiera certificarse y cumpla con los requerimientos necesario para aplicar y presentar la prueba de certificación. 

Más allá de la carrera base, la decisión para certificarnos depende de la disposición que tengamos para someternos a un proceso de preparación y estudio bastante riguroso, así como de la utilidad que como personas y profesionales veamos en ser PMP®, otro elemento a tomar en consideración es la complejidad de los proyectos que lideramos o aspiramos dirigir, a mayor sea esta, más conveniente será estar certificado. 

Algunas preguntas que podemos hacernos para guiarnos en el proceso de decidir si certificarnos como PMP® pudieran ser:

1.- ¿Qué clase de director de proyectos quiero ser y qué tipo proyectos quiero liderar?

2.- ¿Cómo certificarme como PMP® me ayuda a alcanzar mi propósito como persona y profesional?

3.- ¿En qué clase de industria quiero desempeñarme como gerente de proyectos?

4.- ¿Cómo cambiaría mi desempeño profesional si estoy certificado?

5.- ¿En qué me beneficiaría certificarme?

6.- ¿Cuáles serían los costos que tendría que asumir para certificarme?

Entre otras….

La certificación PMP® tiene beneficios obvios como el reconocimiento profesional, el pertenecer a una comunidad internacional, mejores salarios y una mayor posibilidad de ser empleado, sin embargo y en mi opinión, la mayor ganancia está en todo el conocimiento que se obtiene durante la fase de preparación y cómo este nos ayuda a aportar mayor valor, con nuestros proyectos, a las organizaciones y sociedad en general. 

La misma persona que me hizo la pregunta tenía la duda sobre si le convenía más optar a Certified Associate Project Manager CAPM® o al PMP®, esta decisión también dependerá de nuestro objetivo y de si se cumple con los requisitos para aplicar a una u otra certificación, este cuadro comparativo nos ayudará a entender ambos roles:


CAPM®
PMP®
Rol General
Ayuda al equipo de proyecto
Lidera y dirige al equipo de proyecto
Posible Cargo Funcional
Director de proyecto asistente o junior, miembro del equipo
Director de proyecto, director de proyecto senior
Pre requisitos para la Certificación
Grado de educación secundaria
1.500 horas de experiencia en gerencia de proyectos
23 horas de formación en gerencia de proyectos
Grado de educación secundaria
7.500 horas de experiencia en gerencia de proyectos
35 horas de formación en gerencia de proyectos

O

Grado universitario
4.500 horas de experiencia en gerencia de proyectos
35 horas de formación en gerencia de proyectos
Costo del Examen
Miembros del PMI: US$ 225

No Miembros: US$ 300
Miembros del PMI: US$ 405

No Miembros: US$ 555
Tomado del libro: Compañero de Bolsillo del PMBOK®

En lo particular pienso que si se tienen la experiencia y demás requisitos para optar al PMP® esta debe ser la certificación elegida haciendo un simple ejercicio de costo beneficio. La preparación para ambas certificaciones implica estudiar el mismo contenido e inversión de tiempo y aunque para obtener el CAPM® nos enfrentemos solo a 150 preguntas y el costo del examen es menor, esta credencial debe ser renovada cada 5 años tomando nuevamente la prueba. En el caso del PMP®, una vez obtenida la certificación debemos reunir 60 PDU’s cada 3 años para mantenerla. 

En definitiva, si quieren llevar su profesión de gerentes o líderes de proyectos al siguiente nivel, aprender más sobre esta, cuentan con los recursos y les hace sentido, independientemente de la carrera que hayan estudiado en la universidad, certificarse como PMP® es una excelente opción. 

¡Si te gustó, comparte!

viernes, 3 de agosto de 2018

Emprendimiento y gestión de proyectos ¿tienen algo que ver?



Hace unos días alguien me hizo esta pregunta a la que sin dudar respondí: todo. Algunas personas con las que he conversado entienden el emprendimiento como un proceso creativo que trata fundamentalmente de desarrollar al cliente, conocerlo, entender sus necesidades y expectativas y proponer productos y/o servicios para satisfacerlas, dando menor importancia a la gestión profesional de proyectos.

La capacidad que tenga un emprendedor para identificar necesidades y elegir un camino, factible, para satisfacerlas es la génesis de todo proyecto, pero, si este quiere ir más allá y materializar su idea en un producto y/o servicio al menos deberá conocer cómo se planifica y gestiona un proyecto. 

¿Para qué le sirve entonces a un emprendedor saber de gestión de proyectos? 

1.- En primer lugar conocer metodologías para la gestión de proyectos permite ser más efectivos durante la fase creativa, ya que podemos contar con todo un marco de trabajo para levantar los requerimientos y expectativas de los clientes y demás interesados en lo que pretendemos hacer. Adicionalmente, la gerencia de proyectos también provee métodos que nos facilitan decidir cuál, de los múltiples caminos que hay, es el más eficiente para satisfacer determinada necesidad. 

2.- La segunda razón es la que comenté anteriormente, todo producto o servicio es el resultado del desarrollo de un proyecto. Para que un emprendimiento dé a luz es necesario definir un objetivo, un alcance, estimar y procurar recursos, establecer un cronograma, calcular un presupuesto, gestionar la calidad y los riesgos, tener en cuenta a los interesados, en pocas palabras desarrollar un plan para luego ejecutarlo, sin este lo más probable es que el emprendimiento no pase de ser una idea

3.- La gestión de proyectos nos permite establecer metas asociadas a un momento en el tiempo determinado, a una variable y a un mecanismo de medición, de manera tal que podamos hacer seguimiento a la ejecución del proyecto y corrijamos cualquier desviación que pueda presentarse en el camino. De lo contrario, el emprendedor corre el riesgo de que su producto o servicio no esté listo para ser lanzado al mercado oportunamente.

4.- Por lo general los emprendedores cuentan con pocos recursos al comenzar, la gestión de proyectos les ayuda a hacer uso de estos de una manera eficiente y efectiva, evitando hasta cierto punto despilfarros. 

5.- Los emprendedores son los gerentes de sus proyectos y si no los saben gestionar, fracasarán. El emprendimiento es riesgo, cualquier cosa puede pasar, y más sin mecanismos o métodos que nos permitan mitigarlo. 

La creatividad y el método, además de muchos otros, son elementos que deben conjugarse para que cualquier emprendedor tenga éxito, si este solo cuenta con la idea, pero, no sabe cómo llevarla a cabo simplemente será un soñador

¡Si te gustó, comparte!