viernes, 3 de agosto de 2018

Emprendimiento y gestión de proyectos ¿tienen algo que ver?



Hace unos días alguien me hizo esta pregunta a la que sin dudar respondí: todo. Algunas personas con las que he conversado entienden el emprendimiento como un proceso creativo que trata fundamentalmente de desarrollar al cliente, conocerlo, entender sus necesidades y expectativas y proponer productos y/o servicios para satisfacerlas, dando menor importancia a la gestión profesional de proyectos.

La capacidad que tenga un emprendedor para identificar necesidades y elegir un camino, factible, para satisfacerlas es la génesis de todo proyecto, pero, si este quiere ir más allá y materializar su idea en un producto y/o servicio al menos deberá conocer cómo se planifica y gestiona un proyecto. 

¿Para qué le sirve entonces a un emprendedor saber de gestión de proyectos? 

1.- En primer lugar conocer metodologías para la gestión de proyectos permite ser más efectivos durante la fase creativa, ya que podemos contar con todo un marco de trabajo para levantar los requerimientos y expectativas de los clientes y demás interesados en lo que pretendemos hacer. Adicionalmente, la gerencia de proyectos también provee métodos que nos facilitan decidir cuál, de los múltiples caminos que hay, es el más eficiente para satisfacer determinada necesidad. 

2.- La segunda razón es la que comenté anteriormente, todo producto o servicio es el resultado del desarrollo de un proyecto. Para que un emprendimiento dé a luz es necesario definir un objetivo, un alcance, estimar y procurar recursos, establecer un cronograma, calcular un presupuesto, gestionar la calidad y los riesgos, tener en cuenta a los interesados, en pocas palabras desarrollar un plan para luego ejecutarlo, sin este lo más probable es que el emprendimiento no pase de ser una idea

3.- La gestión de proyectos nos permite establecer metas asociadas a un momento en el tiempo determinado, a una variable y a un mecanismo de medición, de manera tal que podamos hacer seguimiento a la ejecución del proyecto y corrijamos cualquier desviación que pueda presentarse en el camino. De lo contrario, el emprendedor corre el riesgo de que su producto o servicio no esté listo para ser lanzado al mercado oportunamente.

4.- Por lo general los emprendedores cuentan con pocos recursos al comenzar, la gestión de proyectos les ayuda a hacer uso de estos de una manera eficiente y efectiva, evitando hasta cierto punto despilfarros. 

5.- Los emprendedores son los gerentes de sus proyectos y si no los saben gestionar, fracasarán. El emprendimiento es riesgo, cualquier cosa puede pasar, y más sin mecanismos o métodos que nos permitan mitigarlo. 

La creatividad y el método, además de muchos otros, son elementos que deben conjugarse para que cualquier emprendedor tenga éxito, si este solo cuenta con la idea, pero, no sabe cómo llevarla a cabo simplemente será un soñador

¡Si te gustó, comparte!