domingo, 8 de julio de 2018

El PMIEF® formación en gestión de proyectos para transformar la vida (2)




En otras oportunidades he escrito sobre lo importante que considero que es el aprender a gestionar proyectos, incluso desde la escuela, no solo por el conocimiento que adquirimos sino además por las competencias que somos capaces de desarrollar y que permiten que nos desempeñemos mejor en nuestra profesión, como emprendedores y empresarios y en la vida en general. Aunque aún no sabemos cuáles serán muchos de los empleos del futuro, lo que sí es seguro es que el conocimiento y las habilidades para gestionar proyectos serán determinantes en los mercados laborales, por ejemplo, según el PMI® para el año 2020 la demanda de gerentes de proyectos se incrementará hasta llegar a los 15 millones de puestos de trabajo.

El PMIEF® incluye entre sus líneas estratégicas la formación de niños y jóvenes, de escuelas primarias y secundarias, en gestión de proyectos. Las iniciativas contempladas en el PM Knowledgeable Youth tienen como objetivo “cambiar la manera en que los niños aprenden, viven y planifican su futuro a través del conocimiento y aplicación de la gerencia de proyectos” siendo estas las siguientes:

1.- El
PMIEF® cuenta con una gran cantidad de recursos educativos, currículos, guías, talleres, actividades, etc., diseñados para escuelas primarias y secundarias y que pueden ser descargados, sin costos, por profesores, administradores de colegios, padres, voluntarios y hasta por los propios alumnos interesados en aprender y enseñar sobre gestión de proyectos. Les dejo un enlace con más información al respecto: https://pmief.org/library/resources

2.- Para evidenciar el conocimiento adquirido y las habilidades desarrolladas por los jóvenes sobre gerencia de proyectos, bien sea en la escuela o en actividades extracurriculares, el PMIEF® ofrece credenciales digitales para jóvenes entre 12 y 19 años. Más información en el siguiente enlace: https://pmief.org/our-purpose/pm-knowledgeable-youth/digital-student-badging

3.- Para aquellos profesores que utilizan la gerencia de proyectos en el aula de clase, el PMIEF® también ofrece un conjunto de 6 credenciales digitales que los acreditan por tener la capacidad de incorporar el project management dentro del currículo educativo, para enriquecer el conocimiento y la experiencia de los estudiantes. Aquí el enlace: https://pmief.org/our-purpose/pm-knowledgeable-youth/digital-teacher-badging

4.- Los profesores también cuentan con un conjunto de becas para formarse o mejorar sus habilidades en la gerencia de proyectos. Aquí les dejo el enlace para más información: https://pmief.org/scholarships/professional-development-scholarships

5.- El PMIEF® ofrece recursos a todas aquellas organizaciones no gubernamentales u ONG’s cuyos proyectos están dirigidos a fortalecer la enseñanza y aprendizaje basados en la gestión de proyectos, integrándola en el currículo educativo. Entre estas iniciativas están aquellas que permiten a los profesores mejorar sus habilidades y conocimiento en project management para luego aplicarlo en el aula o las que trabajan directamente con los jóvenes. Más información en el siguiente enlace: https://pmief.org/our-purpose/pm-knowledgeable-youth/pm-knowledgeable-youth-grantmaking

6.- Adicionalmente, el PMIEF® promueve una red de organizaciones educativas orientadas a la educación por proyectos y cuya meta es proveer a sus estudiantes, de primaria y secundaria, de una “educación acorde al siglo XXI”. Aquí más información: https://pmief.org/our-purpose/pm-knowledgeable-youth/project-learning-network

Una de las grandes ventajas de la estrategia educativa que propone el PMIEF® es la incorporación de la gerencia de proyectos en el currículo tradicional de los colegios, no se trata de que los profesores den cátedra sobre este tema, sino, que enseñen project management a través de sus materias, bien sea matemática, física, idiomas o historia. De esta manera, el profesor no percibe que se le sobrecarga de trabajo, por el contrario aprende a enseñar de una manera distinta y mucho más provechosa para sus alumnos y sobre gerencia de proyectos.

¡Si te gustó, comparte!

Fuente: sitio web del PMIEF®: www.pmief.org



 
 
 
 
 

 
 
  

























domingo, 24 de junio de 2018

El PMIEF® formación en gestión de proyectos para transformar la vida (1)



Hace pocos días recibí la invitación del PMI® Capítulo Venezuela para ocupar, como miembro de su Junta Directiva, la VP de Educación Social, la dependencia encargada de ser el enlace con el Project Management Institute Educational Foundation. Los próximos tres artículos, incluyendo este, los dedicaré a contarles sobre el PMIEF® y todas la posibilidades que nos ofrece para promover la disciplina más allá de las organizaciones empresariales.
El PMIEF® es una organización sin fines de lucro que promueve la gestión de proyectos y cuya misión es “inspirar y empoderar a las personas para que se den cuenta de su potencial y transformen sus vidas y las de sus comunidades a través del conocimiento”…sobre esta. En lo particular, no puedo sentirme más identificado con esta declaración, los proyectos cambian las realidades y conocer y utilizar herramientas, técnicas y desarrollar habilidades que nos permitan gestionarlos profesionalmente nos ayuda a ser más exitosos en el logro de nuestros objetivos individuales y colectivos.
El  PMIEF® trabaja en tres áreas fundamentales para lograr esta misión y un mundo en el que las personas a diario utilicen la gerencia de proyectos para mejorar su futuro, estas son:
PM Ready Workforce

PM Knowledgeable Youth
PM Capable

Comencemos con el PM Ready Workforce, que es el programa más longevo del PMIEF® con casi 20 años dedicados a mejorar las habilidades, conocimientos y técnicas de estudiantes universitarios y profesionales en gerencia de proyectos. Esto se logra a través de tres vías:

1.- Becas para estudiantes universitarios y profesionales que quieran mejorar su desempeño en la gestión de proyectos, personalmente recibí una de estas becas para un curso on line hace un par de años, pueden revisar la oferta disponible en el siguiente enlace: https://pmief.org/scholarships/professional-development-scholarships

2.- Premios a la investigación, en total dos el James R. Snyder International Student Paper of the Year (ISPA) y el Donald S. Barrie Award, que son otorgados como premio a la excelencia de trabajos de investigación presentados en dichos concursos, además del prestigioso Kerzner Award para reconocer a aquellos gerentes de proyectos que emulan el profesionalismo y excelencia del Dr. Harold Kerzner, PhD, MS, MBA. En el siguiente enlace encontrarán más información al respecto: https://pmief.org/about-us/pmief-awards

3.- PM Ready Workforce Grantmaking a través del cual la fundación invierte en aquellos programas, desarrollados por ONG’s, que se dedican a formar a personas desempleadas o subempleadas, en gestión de proyectos, para que estas puedan adquirir conocimientos y desarrollar competencias que les permitan aspirar a un empleo o mejorar las condiciones del que ya tienen. Más información en el siguiente enlace: https://pmief.org/our-purpose/pm-ready-workforce/pm-ready-workforce-grantmaking

PM Ready Workforce ha pasado en los últimos 8 años de invertir US$ 30.000, en becas y premios, a entre US$ 400.000 y US$ 500.000 al año, una suma cuyo horizonte es de crecimiento ante el incremento de la demanda por capacitación.

Los invito a revisar todas estas posibilidades que están a nuestra disposición y que nos permiten mejorar profesionalmente y ser factores de cambio a través de la gestión de proyectos, en los próximos artículos les contaré qué más tiene el PMIEF® para ofrecernos.

¡Si te gustó, comparte!

Fuente: Sitio Web del PMIEF®: www.pmief.org

domingo, 10 de junio de 2018

4 Métodos para valuar un proyecto de empresa tecnológica



Una de las complejidades a la hora de decidir si invertimos o no en un proyecto, cuyo objetivo es crear una organización para la generación de un producto o servicio ligado a la tecnología o startup, es conocer cuál es el valor del negocio. Tradicionalmente, la decisión de inversión en un proyecto la tomamos en base al cálculo de los flujos de caja proyectados y de variables como el Valor Presente Neto y la Tasa Interna de Retorno; Sin embargo, por las particularidades de este sector, altísima incertidumbre y una tasa esperada de crecimiento exponencial, estas técnicas de evaluación no son las más adecuadas.

En el universo de las startups cualquier cosa puede pasar, es el mundo de los cisnes negros, con altas probabilidades de fracaso, pero, también con altísimos rendimientos o beneficios para aquellos que logran tener éxito, no por casualidad a quienes invierten en este tipo de organizaciones en sus etapas tempranas se les conoce como inversionistas de riesgo. Aunque a primera vista pareciera un sin sentido tratar de proyectar qué podría pasar en el futuro en un mercado y con una organización semejante, el calcular los valores que podrían tomar las variables, que nos ayudan a decidir, y crear escenarios nos permite lidiar con la incertidumbre, dándonos al menos una idea de lo que podría pasar con el proyecto y nuestros fondos.

Luego de realizar una búsqueda en la literatura sobre los métodos más utilizados e idóneos para conocer o al menos especular cuál es el valor de negocio de una startup, encontré los siguientes 4 que comparto con ustedes:

1.- Valoración por dilución: si alguno de ustedes ha visto el popular programa de televisión Shark Tank tal vez se haya preguntado de dónde sacan los números aquellos emprendedores con proyectos que no se han convertido en empresas y por ende no han tenido ventas. En este caso el promotor del proyecto hace la valoración en función de lo que considera necesita para poder desarrollar el proyecto, el presupuesto o inversión inicial, y lo contrasta con el porcentaje accionario que está dispuesto a ceder por esa cantidad de dinero. Por esta razón en el programa antes mencionado escuchamos cosas como “pedimos US$ 200.000 por el 10% del negocio” lo que significa una valoración de los emprendedores de US$ 2.000.000 por el total de este.

2.- Por similitud: este método consiste en recurrir a la experiencia de startups similares a la que pretendemos conformar, estableciendo un valor dentro del rango que fue ofrecido por las acciones de estas empresas en operaciones similares. Por ejemplo, si lo que queremos desarrollar es un marketplace de productos, podríamos revisar la historia de Amazon o Mercado Libre para conocer cuál fue el valor al que se tasaron estas empresas cuando salieron a buscar financiamiento por primera vez, tomado en cuenta esta referencia y la similitud de la startup con estos ejemplo, se elige un valor.

3.- Por lo que hemos invertido: si contabilizamos todo el dinero y recursos, como el tiempo y conocimiento, que se ha invertido, podemos establecer cuál es el valor de una startup. Por ejemplo, supongamos que se han adquirido equipos por US$ 20.000 y que se han aplicado unas 1.000 horas de trabajo a un salario promedio de US$ 15. La inversión total serían unos US$ 35.000 en el proyecto, si eso lo multiplicamos por el factor de corrección que se utiliza en este método, 1,5, tendremos que el valor de arranque para valuar esta empresa es US$ 52.500.

4.- Valoración del mercado: es lo que los inversionistas están dispuestos a pagar por acciones de la startup. Volvamos al ejemplo del programa Shark Tank, luego de la petición de los emprendedores por lo general los inversionistas hacen una contraoferta, supongamos que en vez de los US$ 200.000 por el 10% del negocio ofrecen US$ 150.000 por el 40% del capital accionario, eso valúa el emprendimiento en US$ 375.000 y no en los dos millones pretendidos.

Existe toda una controversia entre los puristas de las proyecciones y quienes piensan que estas no tienen sentido, más cuando, como en este caso, los métodos parecen más inclinados hacia la intuición que hacia la exactitud de la matemática. En lo particular pienso que, al igual que la planificación, la evaluación de proyectos, tecnológicos o no, es necesaria, pero, debemos realizarla conscientes de que se trata de un ejercicio, evitando ser víctimas de los sesgos de planificación y optimismo excesivo, si algo es seguro en el mundo de los proyectos es que el riesgo está a la orden del día y quienes vivimos en él solo podemos hacer nuestro mayor esfuerzo para evitar que cualquier evento inesperado afecte nuestro fin último, la satisfacción de necesidades humanas.

¡Si te gustó comparte!

sábado, 26 de mayo de 2018

¡Lo barato sale caro! también en gestión de proyectos





Si crees que contratar a un PROFESIONAL es costoso, espera a ver cuánto te cuesta un inexperto. Esta frase, común en redes sociales, es una advertencia válida para seleccionar al talento destinado a asumir roles en una organización y por supuesto aplica a la gestión de proyectos. El “ahorrarse unos dólares” poniendo una iniciativa en manos de personas que no cuentan con las habilidades ni competencias para llevarla adelante, seguramente nos hará descubrir, de una manera dolorosa, por qué lo barato sale caro.

Y es que los proyectos son tan importantes para cualquier organización, les permiten mejorar la competitividad, generar bienes y servicios, entrar a nuevos mercados, incorporar nuevas tecnologías, solucionar necesidades sociales….que no es una buena idea sumarles mayor incertidumbre, a la que ya los caracteriza, dándole la responsabilidad del liderazgo o gestión a personas que no están preparadas.

Cuáles podrían ser algunos de los resultados de una gestión poco profesional de proyectos:

1.- La recopilación y análisis deficiente de los requerimientos del proyecto, lo que nos llevaría a incumplir con las expectativas de los stakeholders.

2.- Una gestión inadecuada del alcance del proyecto, lo que nos podría llevar a incluir trabajo o actividades no necesarias para alcanzar los objetivos y dejar por fuera otras que sí lo son, lo que también afectaría la planificación para la gestión.

3.- La sobrevaloración o subvaluación de los costos del proyecto, estimando un presupuesto lejos de la realidad que podría afectar la factibilidad de la iniciativa o dejarnos sin recursos a mitad de la ejecución.

4.- La subestimación de la duración del proyecto, desarrollando un cronograma desajustado que no nos dé una idea real del momento en que estarán listo los entregables de la iniciativa.

5.- La falta de liderazgo para guiar al equipo hacia el objetivo planteado y establecer relaciones provechosas con el resto de los stakeholders.

6.- La falla en la estimación de los riesgos y en la definición de los planes de contingencia necesarios.

7.- La falta de seguimiento y control del proyecto, una baja calidad en los productos y paremos de contar.

Todas estas posibles consecuencias, y las otras que seguramente existen, nos llevarían a re-trabajar e incrementarían nuestros costos y, peor aún, afectarían la estrategia de la organización y su credibilidad ante los clientes y demás interesados. Al final del día tampoco podríamos cumplir con nuestro objetivo de “ahorrar” en nuestras contrataciones.

Aunque no todas las organizaciones están en la capacidad de contratar a un profesional certificado, bajo el supuesto negado de que las credenciales son un aval de excelencia, es importante que a la hora de seleccionar al talento para que lleve adelante nuestros proyectos, nos aseguremos de que cuentan con experiencia en el área y estemos dispuestos a pagar por ella, de lo contrario las consecuencias negativas podrían no solo verse en nuestros estados financieros, sino, además afectar el nombre de la organización.

¡Si te gustó, comparte!