domingo, 2 de septiembre de 2018

Aprendizaje basado en proyectos , desarrollando los conocimientos y habilidades del S. XXI



Según el Project Management Job Growth and Talent Gap Report, realizado por el Project Management Institute PMI® en el año 2017, en la siguiente década se estima que 87.7 millones de personas ocupen posiciones laborales relacionadas, directa e indirectamente, con la gerencia de proyectos, eso significa la creación de 22.2 millones de nuevas vacantes en este período, a nivel mundial y en todos los sectores de la economía. 

Lo que representa una gran oportunidad para los niños y jóvenes que están formándose para ingresar al mercado laboral, es también un gran reto para las instituciones educativas que deben prepararlos para que la oferta pueda alcanzar a la demanda. Solo por darles un dato más, se estima según la misma fuente mencionada en el párrafo anterior, que las pérdidas en las economías China, India, de Los Estados Unidos, Brasil, Japón y El Reino Unido ascenderían a 207.9 billones de dólares si la necesidad de profesionales en gerencia de proyectos no es cubierta para el año 2027.
En este sentido, el que quienes se están formando en la actualidad adquieran conocimientos de gerencia de proyectos y desarrollen, desde edades tempranas, habilidades que les permitan trabajar en equipo, pensar de manera crítica, ser creativos, tomar decisiones y liderar, les da una gran ventaja para competir no solo en este mercado laboral, sino en el resto de ellos, incrementando la probabilidad de que alcancen una mejor posición, mayores salarios, tengan un mayor bienestar socioeconómico y en general una vida más satisfactoria.
El project based learning o aprendizaje basado en gestión de proyectos es definitivamente una alternativa de formación que le permite a los niños y jóvenes contar con el conocimiento y las habilidades necesarias para afrontar el siglo XXI con éxito. En su paper Defining High Quality PBL: a look at the research, John Mengendoller nos comenta cuáles son los elementos que debe incorporar cualquier programa o iniciativa de aprendizaje fundamentada en gestión de proyectos para considerarse de alto estándar.
1.- En primer lugar toda iniciativa de HQPBL debe constituir un reto intelectual para los estudiantes, invitándolos a utilizar su conocimiento y a investigar para darle respuesta a un problema o pregunta retadora. De esta manera se incentiva el pensamiento crítico y el aprendizaje, según el autor,  es mucho más significativo, yendo más allá del simple recordar proveyendo herramientas que pueden ser utilizadas en el futuro por los estudiantes.
2.- Los estudiantes buscan resolver una problemática real, que les permita con su proyecto relacionarse y tener un impacto más allá del aula, de esta manera la experiencia vivida por estos se asemeja lo más posible a las que vivirán en la vida adulta.
3.- Los resultados del proyecto son presentados públicamente, de esta manera los estudiantes practican sus habilidades para hablar en público y también aprenden de los comentarios, sugerencias y críticas que se hacen sobre sus soluciones.
4.- El proyecto se realiza en equipo, lo que lleva a los estudiantes a coordinar acciones y colaborar con otros para el logro de los resultados. Estas dinámicas implican que los participantes aprendan a manejar el conflicto de manera positiva, a ser respetuosos con las opiniones de los otros y tener en mente que el objetivo común es más importante que los intereses individuales.
5.- Los estudiantes aprenden cuáles son las mejores prácticas para la gestión de proyectos, son ellos los que levantan la información, planifican, ejecutan, hacen seguimiento y control y cierran su propia iniciativa, tratando de utilizar sus recursos de la manera más efectiva y eficiente. De esta manera emulan lo que seguramente vivirán en sus organizaciones en el futuro.
6.- Es importante que se incentive la reflexión de los estudiantes sobre los resultados que van obteniendo tanto en lo referente al proyecto como a su propio proceso de aprendizaje, de esta manera se dan cuenta de qué es lo que saben y qué necesitan saber para lograr sus objetivos.
El HQ project based learning no solo permite a los próximos profesionales estar preparados para los mercados laborales signados por la 4ta Revolución Industrial, el conocimiento y las competencias que se obtienen con este marco de formación también son indispensables para emprender con éxito, por lo que no solo hablamos de empleo, sino de nuevas empresas, de innovación, más variedad de productos y servicios, en fin de un mayor bienestar general.
¡Si te gustó, comparte!