lunes, 3 de mayo de 2010

Por qué fallan los proyectos


Hace unos días acudí a una entrevista en la radio para conversar un poco sobre proyectos sociales y las actividades que llevamos a cabo en La Escuela de Emprendedores Sociales y Artes Gerenciales Consultores. Durante esta, mi interlocutora me hizo una pregunta que me pareció interesante compartir a través de este post, ya que tal vez pueda ayudarlos a desarrollar sus proyectos de manera efectiva.

Alejandro, ¿Cuáles crees tú que son las razones fundamentales que llevarían a un proyecto a no alcanzar un resultado exitoso?

Debo destacar que hay un sinnúmero de razones que pueden llevarnos a fracasar cuando estamos emprendiendo o desarrollando un proyecto, como no determinar los riesgos a los que estamos expuestos, no controlar el cumplimiento del cronograma del proyecto, no hacer seguimiento, etc. Sin embargo, hay tres razones, dos en lo que se refiere a proyectos sociales y una a proyectos privados, que en mi opinión, pueden explicar el fracaso en el logro de los objetivos que nos hemos propuesto. He aquí mi respuesta:
Con respecto al desarrollo de proyectos de carácter social, considero que existen dos razones fundamentales que podrían explicar las fallas en nuestro desempeño.

La primera es no lograr que los miembros de la comunidad donde se desarrollará el proyecto, establezcan acuerdos con respecto a la jerarquía de los problemas y el camino para resolverlos. En las comunidades generalmente hay una gran cantidad de carencias que afectan a todos sus miembros, pero, lamentablemente los recursos (dinero, mano de obra, maquinaria, equipos, materiales, etc.) son escasos, razón por la cual tenemos que lograr que se llegue a un consenso que nos permita definir cuál de las problemáticas será atendida primero y cuáles se resolverán posteriormente.

Si no podemos lograr que los miembros de la comunidad dejen de lado sus intereses individuales y se comprometan y trabajen como colectivo, en pro de solucionar el problema que ha sido elegido como primera opción, el proyecto se enfrentará a grandes dificultades porque seguramente un grupo de personas se opondrá decididamente a su desarrollo.

Este tipo de situaciones debemos abordarlas tratando de crear conciencia entre los miembros de la comunidad de que sea cual sea el camino elegido y el problema resuelto, esto impactará en el bienestar general. Definitivamente si nuestra comunidad está mejor en términos generales, nosotros como individuos también lo estaremos.

La segunda razón es el no involucrar a los beneficiarios del proyecto como participantes activos en cada una de las etapas de su desarrollo. Los beneficiarios son los principales aliados con los que podemos contar a la hora de llevar a cabo un proyecto, ya que ellos serán quienes disfrutarán de los bienes y/o servicios que serán generados.

Su participación es importante porque nos permite identificar de manera correcta las necesidades y elaborar un plan acertado para satisfacerlas, Si no tomamos en cuenta su intervención, el proyecto podría estar mal orientado y terminar desarrollando productos y servicios que no cumplirán con las expectativas ni resolverán las necesidades que le dieron origen.

En el caso de los proyectos privados creo que la principal razón para no lograr el éxito está en un deficiente o inexistente estudio de mercado y factibilidad. Por lo general, cuando a los seres humanos se nos ocurre alguna idea, pensamos que es lo suficientemente buena para llevarla a cabo, sin la necesidad de validarla.
Por el contrario, toda idea de negocio debe ser sometida al más estricto estudio para garantizar, al menos teóricamente, que el proyecto que emprendamos será exitoso. De esta manera evitaremos invertir recursos de manera ineficiente y una gran frustración al ver que nuestra idea no era tan brillante como pensábamos.

Cuando identificamos una necesidad de mercado y decidimos desarrollar un proyecto que genere bienes o servicios para satisfacerla, debemos inicialmente estudiar la demanda y oferta de lo que vamos a producir, tomar en cuenta si hay productos similares en el mercado, sus precios, quienes los producen, las características que deberán tener para que sean competitivos, además debemos estudiar las características técnicas del proyecto, la localización, que recursos necesitamos, los canales de distribución y finalmente determinar si nuestra inversión generará el retorno suficiente para recuperarla y obtener una ganancia.

Estas son las razones fundamentales por las que en mi opinión los proyectos no son exitosos, espero que les sirvan de guía y como siempre pueden dejar sus comentarios.