martes, 27 de julio de 2010

La formulación de proyectos sociales, la matriz de marco lógico (I)


El exponente máximo de la fase de formulación de proyectos sociales, cuando se utiliza la metodología del marco lógico, es la conocida matriz de planificación o de marco lógico. Esta matriz es una herramienta gráfica que nos permite sistematizar toda la información relevante del proyecto, obtenida durante la fase previa de identificación o diagnóstico.

La matriz de marco lógico está formada por 4 columnas y 4 filas. En las columnas se presenta la información correspondiente a la jerarquía de los objetivos o todo aquello que esperamos alcanzar con el proyecto, los indicadores que nos permitirán constatar el logro de estos objetivos, los medios a través de los cuales levantaremos la información para asignarles valores a los indicadores y los supuesto o situaciones que deben ocurrir, y que se encuentran fuera del alcance del equipo de gestión, para que el proyecto pueda ser exitoso.

Por su parte las cuatro filas representan un orden cronológico que nos muestra que debe ocurrir en cuatro momentos específicos de la vida del proyecto, muy largo, largo, mediano y corto plazo, para que este sea capaz de cumplir con los objetivos previstos y satisfacer la necesidad que le dio origen.

La primera columna de la matriz de marco lógico, la lógica narrativa del proyecto

La primera columna de la matriz de marco lógico esta dividida en cuatro celdas o casillas, resultado de la intersección con las cuatro filas que conforman dicha matriz. En esta columna se coloca toda la información de lo que esperamos lograr con la ejecución del proyecto en orden cronológico, es decir que si la observamos de arriba hacia abajo encontraremos los objetivos del proyecto en el muy largo plazo, seguidos por los de largo, mediano y corto plazo.

Para entender mejor el por qué de este orden revisemos que va en cada una de las cuatro casillas en las que está dividida esta primera columna:

En la primera casilla o celda de la jerarquía de objetivos se coloca el fin del proyecto. Este es el objetivo a más largo plazo, cuyo logro puede evidenciarse entre 3 y 6 años luego de culminar la intervención. (Este período es el propuesto en la literatura, pero, el poder constatar que logramos el fin del proyecto podría llevarnos más tiempo).

Cuando alcanzamos el fin del proyecto estamos solucionando el problema o necesidad que le dio origen a la intervención. Y esto dependerá de la sostenibilidad del proyecto, es decir de su capacidad para seguir generando beneficios una vez este haya culminado.

En la segunda casilla se coloca el objetivo general del proyecto, que es el producto que esperamos obtener con el cierre de la intervención o lo que es lo mismo, en el largo plazo. Por lo general el título de nuestro proyecto deriva de este.

La metodología de marco lógico admite sólo un objetivo general por proyecto de manera tal que se facilite el proceso de evaluación de los resultados.

El logro del objetivo general escapa del control del equipo de proyecto, ya que estos solo son responsables de generar los bienes y servicios que serán utilizados para alcanzarlo. Si por ejemplo el objetivo general de la intervención es mejorar la capacidad productiva de las parcelas de los agricultores en alguna zona rural, los ejecutores del proyecto serán responsables de la construcción de sistemas de riego, ejecutar programas de formación en el uso de nuevas tecnologías, dotar a los agricultores con semillas de mejor calidad, etc. Pero, el objetivo general solo se lograra si los agricultores hacen uso de todos estos bienes y servicios generados por el proyecto.

En la tercera casilla se colocan los objetivos específicos, que son todas las obras, servicios, etc. que generará el proyecto a lo largo de la ejecución y que serán necesarios para el logro del objetivo general. Siguiendo el ejemplo anterior, los objetivos específicos serían la construcción del sistema de riego, la dotación de las semillas a los agricultores, el impartir la capacitación para que los agricultores mejoren sus técnicas, etc. Ubicándonos en el orden cronológico que venimos siguiendo, estos son los objetivos que deberíamos estar alcanzando en el mediano plazo.

Y por último en la cuarta casilla se colocan las actividades del proyecto. Todo el trabajo que debemos realizar durante la ejecución para alcanzar o lograr el cumplimiento de los objetivos específicos.

Resumiendo la conformación de la primera columna de la matriz con el ejemplo de los agricultores, tendríamos entonces:

Lógica Narrativa de la Intervención

Fin del proyecto: Mejorar los niveles de ingreso de los agricultores de determinada zona en los próximos seis años (Muy largo plazo).

Objetivo general del proyecto: Mejorar la capacidad de producción de las parcelas de los agricultores en los próximos dos años (Largo plazo).

Objetivos específicos: Construir un sistema de riego, capacitar a los agricultores en nuevas técnicas para la producción, dotar a los productores de semillas más productivas, etc. (Mediano plazo).

Actividades: Prepara el terreno para la construcción de una tubería para el sistema de riego, hacer un estudio de mercado, comprar las semillas que le serán dadas a los productores, ejecutar un taller de formación en técnicas para el cultivo, etc. (Corto plazo).

Como podemos observar, el orden en que presentamos la información en esta columnas de la matriz se explica de la siguiente forma:

Si revisamos la columna de arriba hacia abajo encontraremos en primer lugar que es lo que esperamos obtener en el futuro o la situación deseada que esperamos alcanzar con el proyecto, seguida de lo que esperamos lograr al finalizar la intervención y durante su ejecución.

Ahora si la observamos de abajo hacia arriba la columna nos permite tener un orden lógico de las actividades que tenemos que ir desarrollando y completando para poder alcanzar la casilla superior. Es decir si nos ubicamos en la casilla número cuatro esta nos mostrará todo el trabajo que debemos realizar para alcanzar los objetivos específicos colocados en la casilla número tres, a su vez esta nos muestra lo que debemos lograr para que el proyecto cumpla con su objetivo general, ubicado es la casilla número dos y finalmente el cumplir con este último nos llevará a contribuir con el logro del fin o situación deseada, en la que habremos satisfecho la necesidad.

La primera columna de la matriz de marco lógico nos presenta entonces la guía de las actividades, ordenadas cronológicamente, que debemos realizar para poder resolver el problema que dio origen a la intervención.

En un próximo post estaremos examinado las tres columnas restantes y explicando la lógica vertical y horizontal de la matriz.

Fuentes consultadas: Financiamento y Administración de Proyectos de Desarrollo por Teodoro F. Etienne. Editado en Enero de 2004 por Alfaomega.