lunes, 1 de febrero de 2016

3 razones por las que debemos medir el impacto del proyecto


Para que podamos considerar que un proyecto es exitoso no basta con que este haya entregado, dentro de lo planificado, determinado bien o servicio. Además, deber ser fuente de un cambio en la vida de los beneficiarios o clientes.
Como gerentes de proyectos, debemos tener en cuenta al menos 3 razones por las cuales es necesario contemplar dentro del plan la medición del impacto, lo que se hace tiempo después de haber culminado con el proyecto:
La razón número 1 es constatar que efectivamente el proyecto ha cumplido con su finalidad transformadora y a través de su desarrollo hemos logrado transitar de la situación inicial, donde existía un problema o necesidad, a una deseada donde este se ha resuelto o satisfecho.
Que un proyecto logre su fin implica que sus productos son necesitados, queridos, están disponibles y al alcance del bolsillo de los beneficiarios o clientes. Solo de esta manera se puede garantizar que los bienes y/o servicios desarrollados serán adquiridos y utilizados, agregando valor a la vida de las personas.
La razón número 2 es conocer en qué medida el proyecto aporta a la estrategia de la organización que lo desarrolla. Cada una de las iniciativas que llevamos adelante debe estar alineada y contribuir al fin organizacional.
Constatando que el proyecto logró el impacto esperado, sabremos que efectivamente este sumó a la causa y que hemos asignado nuestros recursos escasos de una manera eficiente, generando beneficios para la sociedad y organización.
La razón número 3 es que en la medida en que conozcamos el impacto que logran nuestros proyectos, podremos utilizar esta información como elemento de mercadeo para la organización.
Estar en la capacidad de mostrar los resultados que obtenemos con cada una de nuestras iniciativas, es un elemento fundamental para la “venta” de nuevos proyectos, tanto internos como externos a la organización, no basta solo con decir que los culminamos dentro del tiempo, con los costos y la calidad planificada. Para ampliar nuestra base de clientes, es necesario que mostremos que efectivamente generamos satisfacción con cada uno de los proyectos que emprendemos.
¿Alguna otra razón por la que crean que es necesario medir el impacto del proyecto?