lunes, 19 de enero de 2015

Analizando el sector, gestionando proyectos con el valor de negocio esperado



Hace pocos días el PMI publicó su Guía Práctica para el Análisis de Negocios, un conjunto de lo que consideran, aun sin establecer un consenso al respecto, el mejor conocimiento, herramientas y técnicas para:

- Determinar los problemas y necesidades de negocio

- Identificar y recomendar soluciones viables, relacionadas con los problemas y necesidades diagnosticadas

- Levantar, documentar y manejar los requerimientos de los stakeholders, con la finalidad de alinear los objetivos de negocios con los del proyecto o programa

- Facilitar la implementación exitosa del producto, servicio o resultado final del proyecto o programa

Esta publicación forma parte de la iniciativa del PMI por mejorar la relación entre los requerimientos y el resultado final del proyecto. Buscando que estos últimos produzcan bienes y servicios con el valor de negocio esperado, a través un enfoque integrador entre el análisis de negocio y la gestión de proyectos.

El Business Analysis Practitioner debe conocer, entre muchas otras cosas, ¿cómo es la industria en la que su organización hace vida? Para este fin debe estar en la capacidad, él y el equipo de trabajo, de realizar un análisis sectorial.

¿Qué es un análisis sectorial?

El análisis de un sector podemos definirlo como una caracterización de este, haciendo uso de la información disponible en las fuentes públicas y/o privadas como anuarios estadísticos, estudios del sector, revistas del acontecer económico e industrial y/o utilizando fuentes de información primaria, recolectada a través de estudios llevados a cabo por la organización.

De esta manera se construye una especie de descripción de nuestro ámbito de acción, que implica:

La descripción del producto o servicio que pretendemos introducir almercado: tomando en cuenta sus características físicas, los insumos requeridos para su producción, cómo será el proceso productivo, los usos del producto, cómo se diferenciará de la competencia, las marcas presentes en el mercado, cómo está este segmentado, los precios y la cadena de valor.

Las condiciones de la oferta: en este sentido se estudia si existen economías de escala, si hay algún grado de integración vertical, como es la estacionalidad de la producción, el grado de elasticidad de la oferta, la tecnología utilizada dentro de la industria para producir, la especificidad de los activos utilizados y si existe competencia a través de importaciones.

Las condiciones de la demanda: con respecto a la demanda también se debe determinar su grado de elasticidad, si es estacional, cómo están caracterizados los consumidores, cómo son los canales de distribución, cómo es el acceso de los clientes al o a los productos y si existe la posibilidad de exportar.

La estructura del mercado: Es importante conocer el tipo de mercado, si es un monopolio, duopolio, hay competencia monopolística o competencia, si existen barreras de entrada y salida, el tipo y tamaños de las empresas que operan en el sector y dónde están localizadas.

El comportamiento del sector: debemos determinar también cuáles son las estrategias para competir, cuáles son las leyes y normas que afectan el sector y cómo está vinculado con otros sectores.

El desempeño del sector: Finalmente es necesario que tengamos una idea de qué se está haciendo en el sector con respecto a la investigación y desarrollo, o I + D, las innovaciones, la evolución histórica del sector, los niveles de producción y ventas, el tamaño y grado de madurez del mercado y los beneficios que en él se obtienen.

Estos elementos por supuesto no son excluyentes, como en todo análisis mientras mayor sea la cantidad de información, disponible y relevante, tomada en cuenta y nuestra capacidad para recolectarla y analizarla, mejor será el resultado obtenido. 

Una manera de conseguir información sobre el sector es entrevistando a los directores de las organizaciones que forman parte de él, obteniendo no solo datos, sino, además las percepciones de expertos sobre la evolución del mercado, lo que permite darle una mejor orientación al proyecto.

El siguiente cuestionario, hecho por unos compañeros de trabajo, a pesar de su sencillez podría servir de guía sobre las preguntas que podríamos hacer al entrevistarnos con el responsable de alguna organización.